Buscar
  • Hey

Adaptándonos al cambio inesperado


Mucho se habla de las situaciones negativas que ha develado la pandemia y no es para menos, pues nadie estaba preparado para lo que está sucediendo; pero hay algo de lo que no cabe duda y es que “en las grandes crisis están las mejores oportunidades”.


En Hey hemos encontrado distintas maneras de reinventarnos, porque al igual que para muchas otras empresas, la situación ha sido difícil y el panorama muestra incertidumbres. Por ello, lo primero que hicimos fue hacernos conscientes de la realidad a enfrentar y con el espíritu familiar que nos caracteriza, estrechamos con optimismo nuestros lazos de comprensión y apoyo en momentos en los que más necesitamos fortaleza.


El 09 de marzo iniciamos la campaña interna de concientización frente a las medidas de lo que luego se convirtió en la pandemia del COVID-19. En los días siguientes entregamos tapabocas y vitamina C (prevención) a nuestros talentos; el día 11 tomamos la decisión de cambiar en la empresa una cariñosa costumbre diaria de abrazos y besos de saludo, por una expresión de mano en el corazón: lejos del riesgo pero cerca en el afecto; el 16 trasladamos nuestra Fábrica de Soluciones a cada una de nuestras casas: comodidad y tranquilidad; el 23 le expresamos a las once personas que integramos Hey la decisión de querer preservar el empleo a pesar de las dificultades que anticipábamos se podrían presentar, como la suspensión de contratos de clientes lo que en efecto ha ocurrido; en un gesto generoso, los talentos plantearon alternativas para reducir todos los gastos/costos, ¡vaya grandeza!


Fue así como poco a poco nos adaptamos a las circunstancias y a esta nueva normalidad que nos ha enseñado a valorar los pequeños momentos de la vida, el compartir la hora del almuerzo con nuestras familias, una llamada o videollamada con amigos o seres queridos, apreciar los días soleados y nublados, el canto de los pájaros, la compañía de nuestras mascotas, ver cómo florecen las plantas, el ‘te amo’ de nuestros padres, una expresión de afecto, una mirada sincera, los buenos días y las buenas noches, cantar y bailar nuestra música favorita; en algunas ocasiones no quitarnos la pijama en todo el día, innovar con las recetas, descubrir nuevos talentos, y por supuesto, poder continuar trabajando en lo que nos apasiona, la comunicación.


En cuanto al trabajo y el desempeño de nuestras labores, nos hemos adaptado mejor de lo que imaginamos, convertimos la tecnología en un gran aliado haciendo uso de plataformas como Zoom y Hangouts para las reuniones virtuales; para mejorar la eficiencia, le sacamos provecho a las herramientas en línea de manera que siempre tenemos presente cada uno de los pendientes y compromisos. 


Adecuamos un espacio de nuestra casa y lo transformamos en nuestra oficina: contamos con un computador portátil, un mouse, un mouse pad, una silla ergonómica y un escritorio; somos conscientes de la importancia de cuidar nuestra salud por eso disponemos de unos minutos cada día para realizar las pausas activas, y así mejorar nuestro desempeño, evitar molestias en el cuerpo y oxigenar la mente. 


La distancia no ha sido impedimento para seguir conectándonos con el sentir y las necesidades de nuestros clientes, para proponerles ideas innovadoras que contribuyan a su crecimiento y resurgimiento de esta crisis; igualmente, hemos creado alianzas con algunas empresas y buscado diferentes formas de ofrecer nuestros servicios y productos a otros sectores económicos, siempre viendo este momento como una oportunidad.


Es así como este cambio inesperado, diferente y a su vez interesante, nos ha enseñado que nuestro poder de adaptación es impresionante y que aunque nos encontremos distantes físicamente, el compañerismo y la fortaleza nos han permitido seguir unidos. Ahora ya tenemos más anécdotas para incluir en nuestro libro de los recuerdos.


En cada reunión nos animamos a continuar cuidándonos unos a otros, preservando nuestra salud y la vida, a valorar los pequeños momentos que se convierten en los más importantes, a activar nuestra creatividad e innovación para seguir adelante, a mantener una actitud positiva frente a las situaciones, a conservar los puestos de trabajo y a tener fe que esto de la COVID-19 también pasará. 


Algunos de nuestros talentos opinan:


“Siento mucho orgullo y satisfacción de trabajar en Hey, una empresa que se preocupa por sus colaboradores y más ahora en la difícil situación que estamos viviendo a nivel mundial. El esfuerzo de todo el equipo y principalmente de la gerencia, ha permitido que salgamos adelante”.

Catalina Quintero, administradora – dos años y medio en Hey.



“Esta ha sido una etapa de muchos aprendizajes, siempre nos planteamos la idea de trabajar desde casa y no nos habíamos atrevido, ahora nos dimos cuenta de que tenemos la capacidad de reinventarnos y de hacer frente a cualquier situación. Solo me quedan palabras de agradecimiento y de amor para todo el equipo”.

Daniela Urbano, consultora – 1 año y 5 meses en Hey.



“Es admirable cómo seguimos adelante y siento que esto ha sido posible gracias al liderazgo y apoyo de nuestro Director, como a la capacidad que hemos tenido todos para reinventarnos a través de la creatividad, la innovación y la persistencia”.


Isabella Fernández, consultora – 5 meses en Hey


“Hey es una empresa en la que todos los días aprendemos cosas nuevas y aunque el panorama por momentos se ponga difícil, cada uno desde su rol y experiencia pero pensando en un todo, aporta para seguir adelante. Siento que somos un verdadero equipo de trabajo”.

Cindy Paola Zambrano, consultora – 1 año en Hey.


“Nos hemos adaptado de la mejor manera a la situación actual y la empresa nos ha suministrado los recursos necesarios para poder realizar adecuadamente nuestro trabajo. Gracias.”


Valeria Silva, diseñadora de medios interactivos – 1 año en Hey.


“La empresa no nos ha dejado solos en esta pandemia, los sueldos continúan y los días que voy a trabajar cumplo con todos los protocolos de bioseguridad. Aunque Hey es una empresa pequeña, ha logrado mantenerse y eso es muy bueno. Agradezco todo el apoyo que hemos tenido porque realmente necesitamos el trabajo. Me siento orgullosa de pertenecer a Hey”.

Nemesia Sinisterra, aseadora – 4 años en Hey.

“La empresa nos ha sostenido el empleo, ha estado al tanto de la salud y el bienestar de nuestros familiares y de nosotros. Con los compañeros nos hemos mantenido unidos como una familia así estemos a la distancia.

Quiero agradecer a la junta directiva de Hey en cabeza del Director y recordarles que nos continuemos cuidando para salir adelante y poder vernos pronto”.

José Daimer Leudo, conductor – 7 años en Hey.

“Afortunadamente la empresa ha podido mantenerse y eso ha sido maravilloso, pienso que el cumplimiento a tiempo con los trabajos para los clientes y satisfacer sus necesidades, han sido factores importantes para que continúen confiando en nuestro trabajo. Destaco que para nuestro Director la prioridad siempre ha sido el bienestar del talento humano y que ha tratado de mantenernos unidos como a una familia en donde todas las personas somos tenidas en cuenta”.

Martha Alejandra Puentes, contadora – 6 años en Hey.

19 vistas

Entradas Recientes

Ver todo

Una mirada al Teletrabajo

Es cierto que el teletrabajo ha sido una de las respuestas dadas por el hombre y la tecnología, a la importancia de sostener muchos empleos en la situación de salud y económica vivida por estos días,

Av. 5BN No. 20-20 / Cali, Colombia
(572) 3744088 - 318 871 0207

Cuéntanos tu necesidad

CONOCE MÁS DE NUESTRA

Fábrica de Soluciones

Hey S.A.S

Haz click aquí